1(800) 642-1422 eduardo@betteremployees.net

En general, las personas estamos acostumbradas a fijarnos en lo que nuestros hijos, la pareja, y en el trabajo los empleados están haciendo mal.

Cuando eso ocurre, los reprimimos y esperamos que su comportamiento cambie. Pero la gran mayoría de las veces cuando este comportamiento mejora, suele ser por una corta duración.

Entonces, ¿qué podemos hacer para lograr que los cambios y las mejoras sean permanentes?

Y ¿Cómo podemos obtener la colaboración de nuestros hijos, pareja y empleados para que nos ayuden a lograr los quehaceres en la casa, y las metas en el trabajo más eficientemente y con menos errores?

Bueno, para empezar, si queremos que ellos colaboren, entonces necesitamos lograr el trabajo en equipo y la colaboración de nuestra familia en la casa y de nuestros empleados en el trabajo.

 

Lo que tenemos que hacer:

Tenemos que reconocer y motivar, constantemente, a nuestros familiares y empleados, y también tenemos que desarrollar un estilo de gestión (mando) asertiva.

 

Hoy vamos a echar un vistazo a esto.

De hecho, en una clase que estaba dando, un participante compartió una historia con la clase que es un gran ejemplo para lo que estamos viendo hoy.

Ve esta breve vídeo-lección


¡UNA GRAN HISTORIA!

Este participante nos platicó que una noche estaba conduciendo hacia su casa, alrededor de 1:30 AM. Dijo que no había otros autos en la calle ni ninguna otra gente alrededor.

Justo antes de llegar a su casa se detuvo en una señal de alto. A pesar de que no había gente ni tráfico, se detuvo completamente, y miró en ambos sentidos para asegurarse de que no venía nadie.

Enseguida dio vuelta en la esquina, y a media calle se detuvo justo afuera de su casa, se quitó el cinturón de seguridad, y estaba a punto de salir de su auto cuando se dio cuenta de las luces de una patrulla de policía detrás de él, dijo que se puso muy nervioso, y se preguntó qué había hecho mal.

Un oficial de policía se acercó y le pidió que bajara la ventana. Sabía que llevaba el cinturón de seguridad, sabía que se había detenido en la señal de alto. Con el corazón latiendo fuerte, la bajo.

El oficial de policía se inclinó en la ventana, y le dijo:
“Usted no me vio que yo estaba estacionado haya atrás.

Pero yo si vi que te detuviste completamente en la señal de alto.

Y eso me hizo sentir muy bien y feliz, de que, aunque no había autos ni personas alrededor, te aseguraste de detenerte completamente.

Sólo quería felicitarte y darte las gracias por ser responsable y por hacer lo correcto.”

Entonces, el oficial de policía dijo buenas noches y se fue.

La persona que nos platicó esto nos dijo que el haber sido elogiado por ese policía le hizo sentirse muy bien.

Y además nos dijo que, desde ese incidente, ahora se asegura de detenerse totalmente en cada señal de alto.

¡La historia influyo positivamente en todos en la clase!

El impacto de la alabanza del policía no sólo influyo en la vida del tipo involucrado.

Ahora, otros participantes en la clase han dicho que después de escuchar la historia, también siempre se detiene completamente en cada señal de alto.

Aquí es donde vemos el poder de descubrir a alguien haciendo algo bien, y enseguida felicitarlo.

Ahora, imagínate si tú lo llevas a cabo en tu entorno personal y de trabajo.

En el libro el Gerente de un Minuto del autor Ken Blanchard, una de las técnicas que sugiere es elogiar a los empleados constantemente.

Pero hay ciertos pasos a seguir cuando se da reconocimiento a una persona, ya sea tu empleado, o a tu hijo o pareja.

 

¡Los pasos son los siguientes!

Primero:

Descubre y busca a una persona que haya hecho algo bien, no importa si esa es su responsabilidad o si le pagas por hacer eso.

Segundo:

 Acércate a esa persona y felicítale

Se específico sobre lo que hizo bien esa persona

Dile lo que te gustó que hizo bien

Y dile cómo te hizo sentir.

(se breve en esta felicitación, no le eches tanto rollo)

Tercero:

Aléjate y deja que disfrute ese momento

 

Ahora que has visto como la alabanza y el reconocimiento positivo puede impactar la vida de alguien.

Te sugiero que practiques escribiendo lo que dirías para reconocer y motivar a un empleado o a tu familiar.

Piensa en una persona y en una situación en particular, en la que puedas alabarle.

Puede ser por cualquiera cosa, aunque sólo lo haya hecho una vez, o tal vez algo que siempre hace bien, como llegar a tiempo a trabajar.

Recuerda, se específico, sólo menciona cosas positivas, dile cómo te hizo se sentir, y dile lo que te gustó.

Como escuchaste en la historia de la persona que fue felicitada por el policía, el reconocimiento de una sola vez a alguien puede tener un efecto positivo de la vida de esa persona.

Yo sé que a veces haces esto, pero te invito a que descubras a todos tus empleados y familiares haciendo algo bien, todo el tiempo.

Te espero en la próxima lección.

Share This